Historia

En Guipúzcoa, la primera cooperativa de consumo,se creo en Placencia en 1910 con el nombre de sociedad cooperativa benéfica.

Los dieciséis placentinos fundadores aportaron diez pesetas cada uno en mayo de 1910, comprometiéndose a completar un capital social de 25.000 pesetas en quince quincenas de salario restantes.

El 21 de marzo de 1917, en junta general extraordinaria, se autorizó a dos de los socios fundadores, don Nemesio Oregui y don Emilio Pérez para que procedieran a la compra de la casa núm. 4 de Kalebarren, llamada Loyola-etxea.

La Sociedad cooperativa en Placencia, es una de las raíces del cooperativismo guipuzcoano que ha pervivido hasta nuestros tiempos.